15 de febrero de XXXX, Juanita se levantó un poco triste, con su corazoncito estrujado, después de tres años de no pasar San Valentín en pareja tuvo alguien especial con quién compartirlo, pero como cualquier adolescente, Juanita esperaba algo más que un beso de regalo, después de todo la mercadotecnia se había apoderado de las fechas y podías encontrar globos, rosas, chocolates en cualquier esquina, pero ella no recibió nada.

Al día siguiente, Juanita se levantó de su cama y con la frente en alto se cuestionó los pensamientos materialistas que inundaban su cabeza, “Basta, Juanita. El amor no se mide en riquezas”, dijo quien días antes se había desvelado para hacer un delicioso postre de San Valentin para su adorado tormento.

El día transcurrió normal para Juanita entre la escuela y los quehaceres, pero su celular nunca sonó. Ninguna notificación que le agradeciera por el delicioso postre, NADA. La tarde llegó y Juanita esperó como siempre a su pareja, siempre se veían a las 7 de la tarde,él nunca llegó. Ella llamó a su teléfono y no respondía. Pasaron tres días y Juanita seguía intentando localizarlo, agobiada de que en algún hospital estuviera inconsciente y ella fuera la culpable de haberlo envenenado con el postre. Hasta que por fin le respondieron el teléfono en la casa del joven, una voz profunda, era su papá, tranquilamente le comenta que el susodicho acababa de salir a dar un paseo, Juanita no quiso siquiera saber si iba solo o acompañado, sólo agradeció por la información, colgó  y aunque las lagrimas empezaron a brotar de sus ojos, Juanita suspiró, “Al menos no está muerto el hijo de la chingada”.

Qué triste historia de Juanita, pero lo más triste es que Juanita fui yo. Me aplicaron el Ghosting antes de que fuera cool, aunque pensándolo bien nunca lo ha sido.

¿Qué es el Ghosting?

Coloquialmente me gusta definirlo como dejarte en visto en la vida real, como su nombre lo dice, convertirse en fantasma y desaparecer de la vida de alguien, bloquear de redes, dejar de responder mensajes, DE SA PA RE CER provocando en la persona a la que se le aplica una sensación de abandono.

El Ghosting parece inofensivo, pero puede afectar el autoestima de quien lo sufre al caer en una incógnita imposible de resolver  que te hace dudar sobre si eres suficiente y además, provocar  ansiedad causada por la incertidumbre.

¿Por qué Ghostear?

Si tuviera un peso por cada vez que alguien me habla de que su novio, jale, quedando, amante, mayate le aplicó el Ghosting, tendría unos 10 pesos. Está bien, pero si también me pongo a contar a esos fantasmitas que desaparecen por unas horas o par de días muchxs más tendrían que mocharse con una monedita.

El Ghosting tiene niveles, el de Juanita es de los más intensos que existen, pero eso de que tu novio se esfume por unas horas molesto porque subiste una selfie en bikini y mejor se aleja por tu bien, no vaya ser que le de por pegarle a una pared, tampoco es muy sano que digamos. Sí, no desapareció de tu vida permanentemente, pero tampoco muestra la estabilidad emocional para enfrentarse a una circunstancia que le resulta incómoda por lo que prefiere huir y esa es precisamente una de las principales razones por las que las personas se hacen fantasmas.

Prever el futuro, fantasear con lo que podría pasar y empezar a sentirte incómodx al enfrentar una situación incluso antes de que suceda hace que muchos prefieran salir corriendo. Son personas con poca empatía y mucho egoísmo, disfrazándolo de una buena acción al evitarte la pena, “es que no lx quiero hacer sufrir y por eso me voy”, sí muy bonito de tu parte, pero preferiría que mínimo me hubieras mandado una pista con la canción de Julieta Venegas.

Y el Gasparín

Como si el fantasmear no fuera algo negativo, ahora mutó al Gasparín. ¿Conocen a Gasparín? Era un fantasmita amigable, pero aunque fuera el mejor amigo del mundo, no dejaba de ser fantasmita, lo mismo aplica para las relaciones. Hoy en día, muchos no quieren tener ninguna relación contigo, pero tampoco te quieren echar limón a la herida, por eso te la endulzan un poquito hasta el punto de desaparición total.

Los Gasparines o gasparinas, te estarán dando excusas para no verte, serán amables, responderán tus mensajes horas después enviando esas señales confusas que obviamente no notarás porque estás tan emocionadx que “no importa que tarde horas, yo le respondo al minuto”, no amigui, no se está dando a desear, te está gasparineando.

¿Es peor el Ghosting que el Caspering?

Para mi el ganador absoluto es el Ghosting, es bien cruel;  sin embargo, el Caspering tiene lo suyo. Si te encuentras en una relación estable, al actuar como Gasparín tu pareja jamás se dará cuenta que no quieres seguir con la relación, hablar las cosas de frente será la mejor opción si lo que quieres es cerrar el ciclo de una buena vez. Por otro lado, si tú andabas sólo saliendo con la persona, nada formal, ser un Gasparín podría confundir a tu cita y más bien podrías parecer un f*ck boy o f*ck girl que solo habla cuando le conviene, por lo que en este caso, si no quieres nada con la persona, favor de no mosquear el terreno y cortarlas de una vez por todas.

El rechazo siempre será doloroso, pero tienes que comprender que no tiene que ver contigo, no se trata que no eres una persona apta para amar ni ser amadx, es simplemente que ustedes dos como pareja no funcionaban por lo que es mejor seguir adelante y encontrar a alguien que en verdad te brinde todo lo que mereces. Eso sí, nadie nos salvamos de convertirnos en fantasmas, por lo que es necesario seguir la regla de oro, “trata como quieres que te traten”, si tú no quisieras que te hicieran sentir menos, ansioso o con un sentimiento de culpa sin poder ser resuelto, no apliques estas técnicas y mejor empieza a trabajar en tu madurez emocional y enfrentar esas situaciones que aunque sean incómodas merecen ser habladas.

Cuéntame, ¿Alguna vez te han aplicado alguna de estas técnicas? Cuéntame en mis redes sociales o en los comentarios y no olvides encontrar más contenido en mis redes sociales.

#esqueyolxsamo

Argel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s